“Una escena desgarradora: los esfuerzos emocionales de la madre perra en duelo para desenterrar a su cachorro fallecido”

El video muestra una escena desgarradora cuando una madre perra afligida descubre con determinación a su cachorro fallecido. Kookie cava incansablemente a través de la tierra apretada hasta que alcanza al cachorro macho y lo saca de su tumba improvisada por una pata. En un intento por revivir a su preciosa descendencia, lame y empuja el pequeño cuerpo con todas sus fuerzas. La dueña, Kaye de Luna, comenta en el video que Kookie había tenido un aborto espontáneo durante su primer embarazo y ahora, con la pérdida de otro cachorro, debe estar devastada. Es evidente cuánto se preocupaba Kookie por toda su camada, incluso por la que no sobrevivió. Es verdaderamente un espectáculo triste de contemplar.

Kookie dio a luz a una camada de cachorros el 17 de mayo, pero desafortunadamente, uno de los cachorros más pequeños y débiles falleció durante la noche. Cuando Kookie se dio cuenta de lo que había sucedido, comenzó a ladrar fuerte y despertó a todos en la casa. Al verificar, los dueños encontraron al cachorro muerto y lo enterraron en su jardín en una tumba sin nombre sin el conocimiento de Kookie. Más tarde, cuando llevaron a Kookie a dar un paseo por el jardín, ella se dirigió directamente a la tumba. La dueña, Kaye, decidió dejar que Kookie hiciera el duelo a su manera y aceptara la pérdida de su cachorro. El emotivo video muestra a Kaye sollozando de fondo mientras observa a Kookie lamentando la pérdida de su cachorro.

Inicialmente, Kookie cavó en la tierra hasta que detectó el olor de su cachorro y esto la animó a seguir adelante. Después de un tiempo, quitó suficiente tierra para revelar una parte del cuerpo y pudo extraer al cachorro inmóvil de su tumba improvisada. Luego, la perra hizo intentos desesperados por revivir al cachorro lamiéndolo y tocándolo con la nariz. Hacia el final del clip, Kookie hizo una pausa y dirigió su atención hacia Kaye, quien estaba profundamente entristecida por la escena desgarradora.

El video viral muestra que los perros también experimentan dolor y pérdida cuando pierden a sus cachorros. Kookie, como todas las demás perras, estaba programada para lamer y empujar a sus cachorros como un comportamiento instintivo. Es comprensible que Kookie desenterró a su cachorro muerto para un último intento de reanimación, ya que estaba pasando por su propia forma de cierre. Es comúnmente conocida la idea de que los perros lloran a sus dueños, por lo que no es de extrañar que ellos también sientan la misma sensación de tristeza y duelo al perder a un cachorro.

Related Posts

Trả lời

Email của bạn sẽ không được hiển thị công khai. Các trường bắt buộc được đánh dấu *

© 2024 Increíble nuevo - WordPress Theme by WPEnjoy