Mientras camina por las montañas, un hombre se topa con una familia de perros indefensos abandonados para valerse por sí mismos, lo que provoca un acto de bondad.

Tom a menudo se va en la naturaleza y en la distancia de la gente descansa entre árboles y vegetación rampante. No asumió que uno de sus viajes sería una operación de rescate.

Cuando caminaba por el sendero con otros, notó movimiento en su dirección. Luego de unos segundos, todos notaron como un gran perro emergía del pasto.

Era muy pobre y se portaba asustada, y sin embargo resultó tener una camada de cachorros. Fue llevado a un lugar desierto y arrojado allí.

Al principio, el perro estaba alerta y no quería acercarse a los chicos. Pero luego pudo confiar en extraños y permitió tomar a sus cachorros en sus manos.

Tom se compadeció de mamá y los cachorros y decidió llevárselos con él.

Cuando el joven trajo a casa a la familia canina, lo primero que hizo fue habilitar un rincón acogedor para todos. Hizo las alfombras y se acostó sobre tres bebés y la madre también se unió a los cachorros.

Tom llamó a la mascota Ruby y comenzó a cuidarla a ella y a los cachorros. Con el tiempo, el perro se acostumbró a Tom y comenzó a mostrarle su amor.

Resultó ser una amiga de cuatro patas amable y cariñosa, y también muy juguetona.

Después de un tiempo, los cachorros crecieron y Tom comenzó a buscarles nuevos dueños.

Grey Jax fue llevado por una familia de un pueblo vecino, Kirby rojo y blanco fue del agrado de una linda niña, y el pelirrojo Tito se quedó con los vecinos. Ruby, por otro lado, se convirtió en un miembro de pleno derecho de la familia de Tom, quien la amaba con todo su corazón.

Related Posts

Trả lời

Email của bạn sẽ không được hiển thị công khai. Các trường bắt buộc được đánh dấu *

© 2024 Increíble nuevo - WordPress Theme by WPEnjoy